AFERyS

La Mujer y el Basquet

  • Prof. AMANTE MIGUEL
  • Prof. MOSCONI SOLEDAD
Group of female basketball players playing basketball

El Básquet Femenino es uno de los más practicados en todo el mundo. El fenómeno del básquet tiene una repercusión que va mucho más allá del mero hecho deportivo. Este movimiento implica a instituciones educativas, decisiones políticas, creación de federaciones y en definitiva, tiene repercusiones económicas propias de cualquier fenómeno social global. Por más planes y promesas de las autoridades, y más allá del gran esfuerzo y trabajo de cada dirigente, jugadora, entrenador, etc si no se llega  a visibilizar la realidad y diferencias del Básquet femenino es difícil potenciar la actividad y mucho más soñar que en los colegios enseñen básquet o se creen más horarios para la rama. Hay que visibilizar a las mujeres que lo practican. El básquet femenino intenta ganarse un lugar en el amplio espectro de deportes y sin embargo, no es una tarea sencilla debido a los prejuicios que sufrieron tiempo atrás muchas mujeres que practicaban este deporte. Visibilizar es la mejor forma de concientizar y ver que las mujeres también pueden jugar al básquet, en este marco el básquet femenino debe surgir desde lo social para luego ir a lo federado, teniendo como norte las escuelas para masificar y darle volumen a los clubes. En el básquet femenino Argentino hay dos grupos bien diferenciados. Por un lado, quienes  vienen de años anteriores y que ya juegan en un nivel más o menos competitivo. Y un grupo de equipos nuevos. La diferencia es muy marcada. Pero lo bueno es que hay equipos nuevos, más allá de esa diferencia. Lo importante es que se sumen nuevas jugadoras y por sobre todo en  las formativas. El básquet femenino ha crecido en materia de jugadoras y su roce local, pero se apunta a mucho más. Tenemos cada vez más jugadoras en el exterior, en las primeras ligas. Pero no solo es por mérito o talento, sino que las chicas eligen irse por la faltas de certezas en el ámbito de desarrollo deportivo y laboral del básquet femenino. Y es un gran salto tener varias en las universidades de USA. Pero se debe apuntar a la masificación del deporte con acciones reales y unificadas. Es fundamental dar un paso más y no solo intentar llegar al ámbito escolar sino que hay que terminar con el básquet mixto hasta 12 años y generar categorías propias de formación femenino ,esto como un deber fundamental en cada club que se pueda porque lo que suele pasar es que son equipos masculinos con dos o tres niñas que se suman y entonces, cuando llegan a los 13 años, no tienen la posibilidad de seguir jugando y muchas de ellas terminan yendo a otros clubes que tengan básquet femenino o abandonan el deporte”.

DESCARGAR DOCUMENTO

 

Scroll al inicio