En este mundo donde abunda la información me pregunto… ¿por dónde comienzo?

 

Vivir los tiempos que hoy vivimos es una paradoja constante, ocupados en ser mejor que el otro, en crecer como profesional, en sentirse auto suficiente, en ser el mejor de la clase, en ser feliz, etc. Nos sumergimos cada vez más en la información reinante que nos brindan las redes sociales, los medios de comunicación y la globalidad de internet, sin comprender que aquellas personas que tenemos del otro lado quieren siempre lo mismo, CAPTAR TU ATENCIÓN.

“Si hay algo que se va y no regresa, ese es el tiempo”, dice el refrán, y cuando digo que alguien quiere captar tu atención, lo que quiere realmente es TU TIEMPO.

Mejorar nuestra especie tal vez sea la meta de la humanidad, y si quieres colaborar en eso, es inevitable pensar en que todos los días tienes que ser un poco mejor. Pero mejorar no es tan sencillo, sobre todo cuando estamos decididos a realizar una determinada actividad (Carrera profesional, Estudios, Deportes, etc), porque esa elección que hicimos nos ocupará nuestro bien más preciado, EL TIEMPO, y aquí viene la parte más importante de tu progreso: LA ORGANIZACION de TU TIEMPO.

Uno de los aspectos más determinantes en el crecimiento de una persona es la utilización de cada minuto del día, aspecto muy fácil de desviar con la influencia informática actual. Entonces, si todavía tienes tiempo para estar en redes sociales más de la cuenta o en internet leyendo cosas que no te hacen mejor, es momento de replantear tus objetivos y organiza tu tiempo.

Para optimizar el rendimiento de nuestro tiempo y energía, será útil establecer cuáles serán nuestros objetivos, como vamos a lograrlos y cuando queremos alcanzarlos. A partir de este momento, se trata de organizar bien el día para ser mejor. Si nos situamos en una semana cualquiera, será útil para tu crecimiento que destines un día a hacer nada, ¡Sí! A nada. Porque ese será tu momento de descanso. Los 6 días restantes deben estar organizados de una manera que te resulte cómoda, que no genere agotamiento, que tenga variedad para no aburrirte, y en donde tengas espacios para tus obligaciones.

Otro de los aspectos que considero sumamente importante es LA SELECCIÓN DE LA INFORMACIÓN. Durante nuestra vida y en nuestra vida profesional aparecen momentos diferentes y debemos elegir bien cuál es el aspecto que queremos desarrollar. Aquí los plazos deben ser largos, porque aprender un idioma, un programa informático, o mejorar un gesto técnico deportivo llevan tiempo. Lo que debes tener en cuenta es que cuando eliges algo a potenciar hay otros aspectos que quedan de lado, y muchas veces nos sentimos mal porque no estamos desarrollando todo. El punto es que no se puede desarrollar todo al mismo tiempo, el aprendizaje es secuencial y debemos generarlo de manera tal que, lo que adquirimos, quede para siempre.

Si realmente quieres sacar provecho a los tiempos modernos de abundancia de información, la clave es ORGANIZAR TU TIEMPO y SELECCIONAR LA INFORMACION.

Espero sea de utilidad lo que acabas de leer, mi objetivo ha sido que tu tiempo haya sido bien utilizado y que puedas llevarte de aquí algunos tips para ser mejor.

Saludos y gracias!

 Prof. Sebastián Figueredo
Ex Asistente Principal Club Atlético Boca Jr.
Liga Nacional de Básquetbol, Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *